Es fundamental que prestes atención a los cambios de hábitos de tu mascota, ya que muchas veces son estas señales las que te indican que algo no está bien.

No siempre los síntomas son visibles como el vómito o la diarrea; en ocasiones se trata de un cansancio o falta de energía poco habituales o en modificaciones a la hora de comer. Algunas de las enfermedades frecuentes en canes son:

 1. Otitis

Esta infección en el oído es más común en aquellas razas con orejas largas y caídas como el cocker spaniel o el bloodhound, si bien puede aparecer en todos los perros que han tenido contacto con el agua o la humedad.

2. Moquillo

Una enfermedad que, afortunadamente, tiene vacuna para prevenirla, pero que es sumamente contagiosa y llega a ser mortal en los animales no inoculados o de pocas semanas de vida.

El moquillo en ocasiones no se puede diagnosticar, por eso es conocido como ‘la patología de los mil síntomas’: tos, estornudos, secreciones, fiebre, diarrea y tics nerviosos son solo algunos de ellos.

3. Sarna

Se trata de una enfermedad de la piel que también puede aparecer en los gatos y hasta en las personas. La sarna está causada por unos parásitos microscópicos llamados ácaros que perforan la dermis y la infectan.

4. Parásitos internos

El grupo más común de ‘gusanos’ que afecta a los perros son las tenias: de forma plana y que se alojan en el intestino alimentándose de la comida ingerida por el animal. El contagio es a través de heces contaminadas o comida cruda o mal cocida.

5. Artrosis

Esta es una de las enfermedades frecuentes en perros ancianos y de ciertas razas como el pastor alemán o el dóberman. La artrosis es la inflamación y degeneración de las articulaciones, principalmente de la cadera y el codo.

El riesgo de padecer este problema aumenta si el animal es obeso o no hace demasiado ejercicio físico.

6. Parvovirus

Esta enfermedad afecta principalmente el sistema digestivo de la mascota, aunque también provoca la disminución de la cantidad de glóbulos rojos en sangre e impide el correcto funcionamiento del corazón y los intestinos. Los síntomas de parvovirus canino incluyen vómitos, falta de apetito, heces con sangre, cansancio, diarrea, abatimiento, falta de energía y deshidratación. La buena noticia es que se puede prevenir con una vacuna.

7. Gastritis

Es más habitual de lo que creemos y en la mayoría de los casos ni nos damos cuenta de que nuestra mascota la está padeciendo. La gastritis es una inflamación o irritación de la mucosa gástrica y es causada por una mala alimentación: pienso inadecuado, raciones demasiado copiosas o rapidez al tragar el alimento.

Los principales síntomas son los vómitos y la distensión abdominal (vientre hinchado), pero la gastritis canina también puede incluir pérdida de apetito o de peso, falta de energía y producción excesiva de saliva.

8. Leishmaniosis

Esta enfermedad es transmitida por un mosquito y es frecuente en ciertas zonas de España y Europa. Los síntomas de la leishmaniosis son muy diversos y la mejor manera de evitar el contagio es eliminando el agente causante.

No dejes recipientes con agua al aire libre (así el insecto no puede depositar sus huevos), coloca repelentes en aerosol en puertas y ventanas –para que no ingrese al hogar– y aplica una pipeta contra mosquitos en tus mascotas.

TOMADO DE: https://misanimales.com/ocho-enfermedades-frecuentes-perros/